Miércoles, 22 de febrero 2017

NOTICIAS

Colombia / 22.nov.2016 / Concepto

La cultura visual en las estrategias de marketing digital

por:

Está bien, no estamos descubriendo algo nuevo. En el marketing lo visual es indispensable desde que existen los medios en los cuales se implementan las estrategias. La diferencia quizás radique más en las herramientas que tenemos hoy en día, con relación a las de hace unas décadas atrás. Porque no es lo mismo pensar en las estructuras tradicionales de transmisión, unidireccionales y sin medición de impacto en tiempo real, a las digitales que permiten la participación de las audiencias y un resultado inmediato.

Nuestra sociedad occidental explota demasiado lo visual, dejando en muchas ocasiones en segundo plano otros sentidos como el olfativo, gustativo, auditivo o lo kinésico. De ahí radica la importancia de ser asertivos en nuestras estrategias visuales, en las que no se debe buscar obviar los otros sentidos, sino hacerlos partícipes a través de las evocaciones.

La imagen en las estrategias de marketing actuales

La fotografía es una aliada indiscutible. Una fotografía bien lograda, que logre al usuario identificarse con el producto y le genere ganas de consumirla, tiene la capacidad de sintetizar sus características, sin abogar por textos largos. Y es que hay que aceptarlo: el público de hoy no lee tanto como antes.

Otro elemento visual que ha resurgido de las cenizas es la fotografía en movimiento, o lo que conocemos como GIF. Este formato popular en su momento, moribundo posteriormente y en auge actualmente por las redes sociales, es una herramienta poderosa para compartir una idea, generar contenido de valor, entretener e informar.

En ambos casos, si queremos generar contenido propio, es recomendable acoplarnos con un fotógrafo publicitario o un realizador audiovisual que maneje el lenguaje digital.

Ejemplo de pieza publicitaria contando una historia:

https://www.youtube.com/watch?v=qEOnc_dC7nE

El videomarketing

Es comprobado: no podemos obviar un video con facilidad, así como no podemos hacerlo con las pantallas. Así el video tenga una mala calidad, un botón de play nos invita a al menos intentar ver de qué se trata el video. Ya es otro asunto que la persona se quede viéndolo más allá de los cinco o diez segundos.

El videomarketing es cada vez más usado, las redes sociales lo premian cada vez más en sus algoritmos para mejorar el alcance y son los mismos usuarios los que se encargan de viralizar el contenido. Además, si cuentas con un sitio web, Google te dará un mejor posicionamiento en su buscador por detectar productos multimedia alojados o embebidos en dentro de él.

El reto es mantener la atención del usuario

De nada sirve usar cantidades de herramientas en redes sociales, sitio web o en espacios físicos si no logras que el usuario mantenga su atención. Con la facilidad de hacer “zapping” o procrastinar en internet, la generación milenial, que hoy en día cuenta con el poder adquisitivo, no consume información a menos que esta resulte lo suficientemente llamativa.

Por esta razón, en nuestros diseños visuales hay que tener claros dos principios fundamentales: síntesis y estímulo. Debemos tener la capacidad de contar mucho en poco, y lograr mediante los productos visuales estimular al consumidor. Eso sí, cuidando de la narrativa, pues una historia bien contada es un buen enganche para el público.

Pero, sobre todo, el principio que más hay que tener en cuenta es el de tener siempre en cuenta al usuario, porque es para él que diseñamos. Por eso su participaciones clave para guiar y diseñar las estrategias.

Por: Zona Cinco