Domingo, 26 de marzo 2017

NOTICIAS

Bogotá, Colombia / 22.feb.2016 / Avisos Publicitarios

Empresarios del Andén

Democratizando la imagen

por:

Un grupo de publicistas reunió recursos por cuenta propia y emprendió lo que ellos mismos llaman ‘una revolución para democratizar la imagen’. A lo largo de los últimos tres años el azar y su propia determinación los convirtió en antropólogos y economistas urbanos que han logrado no sólo producir piezas gráficas y audiovisuales enraizadas en la cotidianidad bogotana, sino que además les permitió poner de manifiesto que la economía, como cualquier moneda tiene dos caras, una pública, dominada por corporaciones y conglomerados industriales, y una mucho más intima, poblada por pequeños agentes económicos mucho más dinámicos, y usualmente invisibles. Ellos son: los empresarios del anden.

Julian Ardila, Julian Velasquez y Luis Fernando Prada se conocieron mientras trabajaban en Proximity, una de las agencias de publicidad más importantes de Colombia. Allí, durante una jornada de trabajo que se extendió más de la cuenta, tuvieron ocasión de reflexionar sobre lo que venían haciendo y sobre lo que verdaderamente querían hacer con su profesión. Fue así como llegaron a Nilo Requené, propietario de la frutería Pacífico, y como a él, a otros cuatro negocios informales para los que Ardila, Velasquez y Prada decidieron diseñar una identidad visual completamente nueva.

¿Cómo fue la primera aproximación al trabajo de campo con los empresarios del anden?

Nilo fue nuestro primer empresario. Lo conocimos directamente hablando con él y comprando su producto. Se nos ocurrió la idea de democratizar la imagen porque percibimos en él todas la cualidades de un empresario y una marca. El principal desafío que enfrentamos fue entender su historia personal, sus sueños y su forma de hacer las cosas. Aunque esto es algo que hacemos día a día como parte de nuestro trabajo, una marca grande tiene claras sus cualidades, Nilo jamás se había visto a sí mismo como una marca.

Pacifico_07

 

¿Cambió algo en su manera de percibir la publicidad después de desarrollar este proyecto?

Muchísimas cosas. Después de visibilizar a Nilo, que hasta entonces había permanecido como un empresario invisible, empezaron a aparecer otros casos, todos ellos relacionados con nuestra cotidianidad, por ejemplo: la señora a la que le comprábamos el postre del almuerzo, que más tarde pasaría a convertirse en Obleas Doña Marina, o Don Rafael que va todos los días a embolar zapatos a la agencia se convirtió en La Lustrada, o cuando a las secretarias cuando se les daña el caminado en La Remontadora.

 ”nuestra pequeña revolución nació como una reflexión sobre nuestro trabajo, después de pasar muchos años en diferentes agencias de publicidad”

Antes de continuar… ¿Ustedes son publicistas o alguno tiene formación en antropología urbana o economía? 

No, en lo absoluto. Yo, Julian Ardila siempre he trabajado en el campo del diseño y la ilustración, pasé por un par de agenciada en Bogotá y actualmente trabajo como director de arte para una productora en Ciudad de México. Julian Velasquez siempre estuvo interesado por el diseño, la ilustración y la tipografía. Al principio su carrera estuvo orientada sobre todo en el campo digital, pasó por Enigmind y después por Proximity, y actualmente está en Goodfellas, una agencia en la que continua trabajando como diseñador. Luis Fernando Prada por su parte, es más bien un tipo de palabras, es estrictamente publicista y ha trabajo como redactor publicitario en agencias como Rep Gret, Proximity y Mass.

En su página web hablan de la ‘democratización de la imagen’ ¿a qué se refieren exactamente?

Esto es lo que podríamos llamar una pequeña revolución; una que no usa palabras ni arengas para cambiar conciencias, solamente imágenes. Y decimos que es nuestra pequeña revolución porque nació como una reflexión a la que llegamos, después de trabajar muchos años en diferentes agencias de publicidad. Fue allí, trabajando para marcas importantes, donde nos dimos cuenta que la economía no sólo la mueven esas multinacionales grandes para las que trabajábamos y que en consecuencia, no sólo ellas tienen derecho a tener una imagen y a lucrarse de ella. La economía también la mueven los actores mucho más pequeños, y por ende dinámicos con los que nos cruzamos todos los días, y ellos también tienen derecho a tener una imagen. Esto es lo que para nosotros significa la “democratización de la imagen”.

¿De qué clase de revolución estamos hablando?

Basta con salir a la calle y darse cuenta del dinamismo que tiene la economía del andén, es decir, economía informal. De este sistema se benefician millones de familias. De eso se trata Empresarios del Andén, una revolución a nuestra manera, con nuestras herramientas, es decir, la imagen y el sentido social.

¿Cuánto cuesta hacer una revolución de esta naturaleza?

Cuando llego el momento de producir lo que habíamos hecho decidimos sumar colaboradores para poder ejecutarlo sin que se convirtiera en un suicidio financiero. Lo que hicimos fue plantear una red de favores para poder así solventar las necesidades del proyecto. Es decir, ofrecimos nuestros servicios a cambio de impresión, traducciones, edición, cámara, dirección y todo lo que hizo falta para sacar adelante los videoclips y las piezas gráficas. Por ejemplo para poder imprimir los afiches, hicimos la página web de Aichh, la imprenta que nos colaboró, y las traducciones las cambiamos por un logo.

“Creo que en alguna parte de nuestra psique colectiva tenemos la falsa percepción de que a los colombianos nos gusta lo feo”

Es decir que los fondos de este proyecto se contabilizan básicamente en horas libres…

Hay quienes dicen que en el tiempo libre es cuando haces lo que más te gusta y eso es lo que este proyecto representa para nosotros, algo que nos gusta y nos apasiona. Realmente necesitábamos dedicar un tiempo importante para conocer mejor a cada personaje, para inspirarnos y descubrir cuál sería la mejor técnica para cada proyecto. Empresarios del andén es un proyecto 100% financiado por nosotros, en el que nos nos ayudaron algunos amigos e hicimos canje de servicios. Estamos a punto de lanzar los afiches a la venta en internet, imprimimos 50 de cada uno utilizando serigrafía. Con el dinero recaudado queremos financiar el proyecto para poder seguir con la iniciativa.

¿Qué cree que es lo más emocionante de llevar el diseño directamente a la vida cotidiana en una ciudad como Bogotá?

Probablemente derrotar nuestras propias ideas preconcebidas. Creo que en alguna parte de nuestra psique colectiva tenemos la falsa percepción de que a los colombianos nos gusta lo feo, de que lo bello es caro y que ser popular es sinónimo de tener mal gusto. Con Empresarios del anden queremos demostrar precisamente lo contrario, dándole una imagen a lo informal, a lo popular.  La imagen es la voz de las marcas, esa voz con la que dicen: “yo soy el mejor, mi sabor es único, yo tengo la chispa de la vida”. Sin embargo, en este momento sólo quien tiene dinero puede hablar, los pequeños negocios, esos que abren sus puertas todos los días, parecen haber nacido mudos y estar destinados a serlo por siempre.

¿Qué objetivo hay detrás de todo esto?

Con este proyecto queremos darle voz a esas marcas a las que nadie ha oído jamás, o que existen sólo como rumores de esquina “obleas a 1.000, minutos a 200, frutica picada”. Queremos que esos pequeños negocios levanten su voz para decirle a sus clientes AQUÍ ESTAMOS. Que se escuche fuerte para que todos entendamos que, al igual que una gran empresa, ellos hacen que la economía del país no se detenga.

Obleas_04

¿En qué punto se encuentra el proyecto en este momento? 

Como resultado de la primera exploración y trabajo con nuestros personajes, logramos crear seis imágenes que no existían. El siguiente paso, consistirá en lograr que ese trabajo visual genere resultados, es decir, que haga que sus negocios sean reconocidos y aumenten sus ventas, finalmente eso es lo que ellos persiguen com empresarios. Desde el punto de vista más artístico también buscaremos buscaremos generar resultados comerciales.

¿Qué hay en el futuro de este proyecto?

En los próximos meses estaremos abriendo una exposición virtual de estos 5 casos y sus respectivos carteles. La idea es que en la galería online, las personas puedan elegir el cartel que más les guste y adquirirlo. Serán ediciones especiales, impresas en papeles importados, de gran calidad, ideales para ser enmarcados. Los recursos obtenidos por esta vía serán destinados a seguir financiando el proyecto. Es decir, a desarrollar la identidad visual de un nuevo empresario del anden.